19 septiembre 2011

Pivones, rebotes, pivotes...idiotes

Despues de cuatro o cinco meses sin escribir, esto se hace dificil. A los timidos nos pasan estas cosas, siempre piensas que la vas a cagar. Es como entrar a una chica, no sabes como ostias se hace y luego ves a otros que lo hacen con tanta facilidad. Tampoco te vas a poner a practicar delante del espejo... no es eso.





Algunas veces no se realmente que escribir, pero siento la necesidad de hacerlo. Es una situación extraña, parecida a como cuando tienes algo que decirle a alguien pero no sabes como. Decirle a una persona, lo nuestro no funciona y todas esas historias, que te crean un nudo en la garganta, bueno a veces el nudo va desde la garganta hasta los pulmones, te cuesta respirar

Todos los días me sorprendo con la gente que va en el metro, es como un libro de personajes gigante, la Biblia del mundo de los personajes extraños. Supongo que si Tolkien hubiese cogido el metro de Madrid un par de veces, el Señor de los anillos habría sido otra cosa muy distinta, también supongo que en vez de once horas de películas, habrían salido cien horas.

Y es que aprendes mas mirando a los ojos de la gente que viaja en metro, que en tres años de ciencias sociales del colegio. ¿alguna vez te has preguntado cuantas cosas has olvidado de todo aquello que te contaban en el cole?

Otra vez he vuelto a llegar tarde a trabajar, esta vez solo una hora. Los ojos un poco rojos pero nadie cree que sea el champú que me irrita (milongas). Todo el mundo supone que Salí de fiesta…lógico.

Voy a hablar solo. Luego vengo.

El otro día me reí de mi mismo. Deberías hacerlo. Todos deberíamos hacerlo más a menudo. Me considero un héroe, un héroe de un mundo de dibujos, incomprendido, como esos súper héroes que se suben a un tejado porque nadie les comprende.

Miércoles noche, no muy noche pero noche, había quedado con una chica, una chica guapa, guapa universal. Todo el mundo pensaría que es una chica guapa, supongo. Con una chica guapa universal da igual como actúes o lo que hagas, tarde o temprano parecerás o torpe o yo que se qué, pero algo parecerás. Suelo dominar esas situaciones pero reconozco que a veces es difícil. Verás, yo soy chico, mas o menos, e iba paseando con ella por Fuencarral calle. Ella buscaba un cajero cuando se cruzo una chica exageradamente atractiva. Espectacular. Espectacular universal. Hay chicas que no sabes como lo hacen pero tienes que mirarlas, es como si vas por la calle y te cruzas con Napoleón Bonaparte agarrado de la mano de Adolf hitler, tienes que mirar! (en esa pareja todos sabemos quien daría a quien…no digo nada).

Pues es lo mismo. Os seré sincero, pero te seré sincero por mi y por todos los chicos, hombres del mundo. Todos los tíos de este jodido mundo miramos el culo a las chicas. No te engañes o que no se engañe nadie, si, los miramos y pensamos que culo tiene esa chica. Bien, mal, me gusta, wow, madre mía, ni fu ni fá… se mira!

La única diferencia es la cantidad de culos que puedas mirar, es decir, habrá chicos que miren todos los culos del mundo y eso es necesidad y molesto para las chicas, para tu chica o la chica de la chica, es decir, molesto (que jode). Pero nadie puede decir que no haya mirado un culo alguna vez, es algo instintivo. No tiene que ser malo, se puede mirar un escaparate, un deportivo, o un perro de raza exótica. ¿Cruzas la calle sin mirar? No. Pues un culo igual, lo único, es hacerlo sin molestar a nadie, es decir la chica del culo no tiene que sentirse mirada, y si vas con gente, es recomendable que no se sientan ofendidas. Pero es natural, no tienes que comparar ni nada por el estilo, solo lo miras y punto.

Vuelvo a fuencarral, calle. La chica que se cruza es morena, alta, muy delgada con un pantalón ajustado, negro, gafas de sol grandes, como no. Como yo llevo mis gafas de sol, puedo mirar sin problema, además, la chica con quien yo iba no es ni mi madre, ni mi hermana, ni mi amante ni mi novia. Soy libre, amo este tipo de libertades. Un culo se mira entre cuatro y seis segundos. Es así y punto. Son normas universales, mas tiempo es descaro y menos tiempo no aprecias nada. Uno, dos, tres, cuatro…

Lo mire tal vez un segundo de mas, mis gafas me protegen, nadie me ve, miro, miro y en un momento de descuido… zassssSSS! Mi rodilla se golpea con esos putos pivotes de hierro asesino que el alcalde ha decidido poner por todas partes. Joder! Que cojones pintan esos pivotes por todas partes! ¿Para que no aparque la gente? Pon minas antipersonas si eso, coño! O vayas electrificadas!

Un día escuche a un ciego decir que ellos, los ciegos, los llaman rompe huevos y es que, hay que tener mala sangre para poner esos hierro por todas partes. Por suerte, nadie vio como me destroce el único trozo entero que me quedaba de rodilla y ahora mi situación era, pasear por fuencarral, calle, con una chica guapa universal, pero cojo. Disimular que estas cojo es de risa (si das pena...eres de risa, es asi). No sabía si hacer que bailaba o qué, por suerte la calle fuencarral esta llena de raros y modernos, y maricas y machotes, y flequillos, y moverte como que vas bailando, pasa desapercibido. Puedes incluso “tatarear” una canción de los Strokes y eres uno mas. Poco a poco se pasa el dolor y consigo volver a ser una persona normal…Con todos esos inconvenientes típicos que te pasan cuando quedas con alguien que te gusta. El viento te golpea y te deja el pelo como si fueses jim Carrey en cualquiera de sus películas. Te ves en un reflejo de un cristal (de un Caja Madrid, que son los que mas reflejan) y piensas, joder parezco calvo…y encima cojo.

Te pasa de todo con una guapa universal. Tu madre te llama para preguntarte si has comido bien y que tal estas (estoy bien mama!! Estoy bien!! De hecho estoy con una chica!!...) nunca te cruzas con tus amigos de siempre cuando vas con una chica guapa, ni con tu exnovia, ni con ese puto profesor de la carrera que tanto odiabas. No te ven con la guapa universal.
Eso si, te agarras una caraja universal, te emborrachas como nunca, te sientas en el suelo a la salida del penta (a tomar el aire, a respirar) y te saluda tu tio de salamanca, tu exnovia con su nuevo novio Borja, tu vecina la de la ropa fina y esa profesora que tenias en B.U.P (como echo de menos el B.U.P !) mirándote como diciendo “si ya sabia yo que terminarias asi”.

Tomamos unos vinos y volvimos a Toledo en coche, seria tarde, de hecho era tarde, aunque en mi vida qué es tarde y qué es pronto, está bastante mezclado. ¿Qué horas es? (ponlo como comment, la hora a la que me lees)...hablo contigo, si.


ella me mira y claro, tiemblo.

Dos de la madrugada, noche oscura, voy en un coche. Conduce ella, yo a su lado. Vamos rápido, tal vez 160, no lo se porque cuando vas con una chica guapa universal, si miras el velocímetro tienes miedo de que ella piense que eres miedoso. Entonces no miro, soy valiente pero no se lo comento, no le digo: “has visto? No miro el velocímetro porque soy valiente”.

La música creo recordar Cat Power, algo tranquilo, muy viaje Pulp… Fiction. Mi mano sobre su pierna, caricias suaves, sin ninguna intención, solo son caricias que unen. A diez centímetros de mi mano, un volante, un mal pensamiento me dice, tirar de ese volante es morirse, o torcer tu vida por completo. A diez centímetros y en sentido contrario el deseo, un viaje, cosquillas...

Dos caminos opuestos, uno es el fin, otro puede ser el principio. Curioso que estén tan cerca. Juego con esas cosas que nunca tienes que jugar, miro mi mano, miro el volante e imagino un brusco movimiento. Miro mi mano, miro su cintura… Solo es un juego de la imaginación… solo eso.



Mi mano no quiere ir ni a uno ni a otro, esta tranquila, bien, descansa moviéndose despacio. Ni deseo, ni fin.

Llegamos a nuestro destino. Toledo es fantasma cualquier día perdido a esas horas. No se decirte que se siente cuando vas por Toledo y está desierto. Tienes la sensación que a la vuelta de una de esas calles viejas te puede salir una dulcinea o un tipo en caballo de trescientos años atrás. Pero ya te digo, no se explicar que se siente. Toledo es tan mágico de noche!


Otra noche mas que casi no duermo. Desear a una persona es un juego peligroso. Si sale mal, lo pasas muy mal, pero aprendes mucho, terminas aprendiendo que la vida te da lo que te tiene que dar. Conseguir a alguien que te gusta, es una sensación especial. Pienso que el sexo puede ser maravilloso, puede ser un antidepresivo, un placebo que cura, un ejercicio de felicidad, o alegría. Pero noto mucha diferencia de hacerlo por eso o mezclarlo con “quiero hacerte sentir…” ese punto de deseo que te sientas bien es lo que mas me gusta.
Mi noche termino así.

Me desperté mas contento, nos despertamos mas contentos. Cansados de no dormir, y curiosamente hicimos de esa noche algo parecido a un sueño. Nunca se si se repetirá o no. Pero es mi base, las cosas no se buscan vienen a ti. Me encantaría repetirlo. A veces te sientes con ganas de dar amor y cariño a la gente y contagiar tu felicidad. Estoy así. Me gusta eso.

No se quien invento que el día tiene noche y día, día y noche. Los tengo tan mezclados que para mi el día tiene una única parte con minutos de pause. No estoy seguro que todas las horas sean iguales. De pequeño me preguntaba cuando corría el maldito test de cooper, doce minutos si esos doce minutos no eran doscientos.

He vuelto.

A mi este mundo me mata, de risa. Me gusta leer el periódico de la gente en el metro y si noto que les molesta, lo hago con mas descarado. Me gusta. Hoy leí algo como que una señora mayor dice, cuenta, que el papa Juan Pablo II (te quiere todo el mundo) le curó el parkinson y que ese es uno de sus milagros para su santificación. Tócate los cojones mariloli! Ahora resulta que le curó el parkinson. Si es que los médicos no valen para nada. Pero que mundo es este. Resulta que millones de personas siguen una ideología, una religión que dice que su papa cura parkinson. Asi dicho sin más. El papa hacia milagros. Pues ya podía haberse paseado mas por África, allí se podía hartar a hacer milagros. Malarias, sida, lepras y parkinson todos los que quieras.

Luego soy yo el loco.

El sistema mas hipócrita de la sociedad, las religiones, compran tu miedo y te dan soluciones. Tremendos. El papa hace milagros. A tomar por el culo toda la ciencia. Años y años estudiando y resulta que el papa hace milagros. Échale guindas al pavo que dicen por mi tierra…

¿por que somos tan idiotas?


Leer más...

MIS VIEJOS GUANTES NEGROS



11:30 p.m. cierro los ojos. 11:30 p.m. abro los ojos.

Sentado en el suelo, con mi cabeza apoyada en la cama, un cigarro que llena de humo mi habitación. Una música de fondo, una música más, de la mucha música más, que suena en mi habitación con la única intención de disimular mi soledad. Miro al techo, me como el techo, reto al reloj, el tiempo pasa, y yo, lamentablemente, voy junto a el.

No puedo dormir, algo me jode por dentro, una maldita inquietud, supongo que esas inquietudes las tiene todo el mundo pero solo lo supongo porque hace tiempo que baje los brazos con la gente, no les hablo, no me escuchaban mucho, no sirve de mucho hablar, al final nunca pasa nada, elegí vivir solo, en mi mundo, lejos de ti. Necesito dinero para comer, para tabaco, para beber. Poco más. La radio tiene pilas, el gato tiene agua. El ventilador se mueve, aunque suena raro. Todo está en su sitio.

Ahora necesito saber que es eso que no me deja dormir. La voz de la chica que canta en mi habitación me inquieta tanto como me hipnotiza. Pienso si es ella lo que me está atormentando por dentro. O si ella sabe que es lo que me está jodiendo. Cuando estoy mal, pienso en mis últimos pasos, viajo hacia atrás, y busco que he hecho mal. Un trago mas. Uno mas.

Un jueves mas de Abril. Suena mi móvil y cuando no tienes amantes, tus amigos están bajo tierra y tus enemigos no piensan en avisarte de que te están buscando, es cuanto menos, extraño, que suene el móvil. Leo el mensaje, “cincuenta mil, solo hacer”. Lo leo varias veces, hacía mucho tiempo que no recibía esos mensajes. Cincuenta mil son euros y no me engaño, los necesito. El juego me esta dejando sin un duro, no paro de perder miles y miles, pienso que es una mala racha. Ya saldré. No lo se. Lo que está claro es que hay un hombre al que si no le devuelvo el dinero, me va a hacer bastante daño. Con suerte solo me matará.
No puedo esperar un golpe de suerte para recuperar ese dinero porque soy un tío con suerte….con muy mala suerte. No puedo creer como pude perder esa partida, pareja de ases no pierde.

Me he quedado atontado, mirando ese mensaje. “Solo hacer”, pienso. Solo hacer. Cuando esta gente dice solo hacer, es que es algo serio y lo quieren hacer ya. Solo hacer es una forma en clave de decirme, que no hay que esconder nada. Solo ir, dar y marcharse. El procedimiento es el de siempre, yo solo tengo que contestar, “donde y cuando” o no contestar. Necesito ese dinero. Necesito ese maldito dinero. Me repito una y otra vez, necesito ese puto dinero. La chica sigue cantando en mi habitación. La vida no es tan sencilla como que las cosas pasan, a veces, sin que nos demos cuenta, antes de que suceda algo, ya te lo están diciendo, pero no puedes darte cuenta. Somos muy estupidos y cuando dejamos de serlo, es un poco tarde para hacer locuras.
Un tiro de humo, mi mano alcanza el teléfono y escribo:
- “donde y cuando”.
Y en ese mismo momento ya no puedo echarme atrás.

Matar a alguien no es algo que me haga sentirme bien, pero por lo menos da sentido a algo, que mi vida esta vacía. Soy un error en esta sociedad, y así como ella me ha desahuciado, yo intento vengarme de su estupida justicia, de su supuesta felicidad, actuando así. Esto está bien, esto otro no. Las cosas no son así. Eso No tiene sentido, lo se, pero tan malo es matar a alguien como que a mi me dejen vivo. Además, necesito ese dinero. Sin amigos, con la familia lejos, con el corazón pisado por alguien nunca olvidado y una tos que no se va nunca, que mas da todo. Simplemente voy a cometer otro error más.

Me levando del suelo con mi dolor de espalda, voy a mi ducha y pienso que me van a decir, ellos, los malos en todo esto. Donde y cuando, intento que todo sea automático, cuanto menos pienses en el porque, mas tranquila estará mi cabeza. Por fin la chica de la radio se ha callado, no he escuchado nada de lo que ha dicho en la canción, pero tengo que reconocer que su voz era peligrosamente dulce. Pobre hombre, quien se enamore de ella, porque hasta el día que le diga “hemos terminado” sonara dulce. Empieza mí momento, un momento mío y para mí. Apago la radio y enciendo mi equipo de música. Un Bang and olufsen de cien mil pavos, con doce altavoces, tirados por todas partes. Busco en la torre de discos del suelo y lo encuentro. Pete Townsend entra en mi cabeza a la vez que Roger daltrey ilumina mi mirada. Todo es un sin sentido de lo mas dulce. Salgo de la ducha. La escoba del viejo vecino gruñón sigue golpeando su techo. Me gusta como suena el Substitute mezclado con esos golpes del vecino. Ya todo da igual, no pienso cambiar nada, no puedo cambiar nada.

“Calle Madera 25, cuarto derecha. Antes del viernes.” Ese escueto mensaje, será un macabro epitafio para alguien. Una muerte por 35 céntimos de mensaje.

Antes todo era planeado. Estudiaba los movimientos de la victima, su hora de entrada, su complexión, por donde saldría corriendo o como tenia que hacerlo para no dejar huellas. Ahora, todo me da igual, puedo abrir cualquier puerta de cualquier casa, haciendo menos ruido que un puto gato.



Puedo entrar a esa hora en que todo el mundo debería estar durmiendo, las tres cuarenta y cuatro de la mañana. Soy un romántico de la miseria, durante tres noches, desperté totalmente empapado en sudor a esa misma hora, miraba el despertador, las 3:44, me desperté de tres sueños en los que una pistola disparaba sobre mi pecho. Supongo que algo malo me pasara algún día a esa hora, y yo…desafió al destino actuando a esa hora. Nunca duermo antes de las tres cuarenta y cuatro. No quiero morir dormido, quiero ver a la muerte con mis ojos.
Es curioso, parece que en el fondo quiero que algo salga mal. Para que todo esto termine. Al cruzar por la calle con la policía, les miras como queriendo decirles, “va chicos, cogedme, soy yo, no lo veis? Cogedme! O seguiré actuando”. No se enteran de una mierda. Nunca me dicen nada, se entretienen quitando hash a los chavales del barrio.

Jueves, Tres de la mañana. La plaza esta totalmente en silencio, los mendigos parece que duermen. Yo me fumo un cigarro. Pienso, veo en mi mente, lo hago sencillo. Abres la puerta, vas a la cama y un certero golpe en la cabeza. Miras durante unos minutos, nada se mueve, te vas. Si la gente del mensaje no dijo nada raro, he de encontrarme a un tipo durmiendo, y he de pensar que muy buena gente no ha de ser, si no no estaría en esta situación.
Jueves, 3:30 a.m., tiro mi cigarro, lo piso. Respiro profundo. Me dirijo hacia la casa, miro hacia atrás, nadie en la calle. Nadie por ninguna parte. Abro el portal. Puedo abrir cualquier puerta. Es una de esas cualidades que de poco sirven en la vida. Como hacer el pino puente o ser capaz de apagar las velas con la yema de mi dedo índice.

Antes de subir, hago algo extraño. Miro los buzones, nunca lo hago y no se porque esta vez he tenido curiosidad. Miro, busco y leo:

4º D “Sheila Down”.

Subo las escaleras sin encender la luz. A mi ritmo, llego al cuarto. Paro delante de la puerta. El ruido de un viejo aire acondicionado no me deja escuchar más allá. Eso me inquieta un poco. En mis vaqueros, una pequeña pero contundente barra de acero y un viejo machete. Debería ser suficiente. Entro en el apartamento. Algo no va bien. La puerta del baño deja salir una luz y puedo escuchar el agua de la ducha caer. Por un espejo veo que nadie duerme en la cama del pequeño apartamento. Con la barra en la mano, ando tranquilo hacia el baño. Sobre la mesa, fotos de gente, extraña gente intercambiándose mercancías. Ropa interior de mujer en el suelo. Un pequeño camisón negro en la cama. No pensé que fuese una chica mi victima. Sigo acercándome a la ducha, sigiloso, miro por el pequeño hueco de la puerta, solo necesito saber si la chica esta de espaldas a mi. Eso será suficiente. Si no es así. Me iré, y volveré otro día. Ella canta. El baño lleno de vapor del agua caliente. Canta realmente bien. Pero no puedo pensar.





No tengo que pensar. Ya no es el momento de atormentarme más. Cambio su voz por la guitarra de Townsend. Entro rápido, con violencia golpeo su cabeza, dos veces. Con tanta fuerza que rompo los cristales de su ducha. La chica, cae al suelo. El agua ensangrentada. Su voz sigue sonando en mi cabeza. No soy capaz de sacar su voz de mi cabeza. El agua cae sobre mí, la chica en el suelo, no se mueve. Respiro muy profundo. Mi corazón bombea con fuerza. Me cuesta respirar. No soy nadie, y sigo sin serlo. Cierro el grifo del agua con mis guantes, viejos, empapados. Cubro a la joven y bella chica con una toalla. Mi mirada se pierde, en lo que se empezaba a terminar. Cojo las misteriosas fotos. Me marcho. Vacío.

Voy a la vieja plaza de la estación. Junto a los mendigos. Uno de ellos me mira, se asusta como si en mis ojos viese mi macabro acto. No dice nada. Cojo unos cartones, duermo allí por una hora. Una vez se ha secado mi ropa sigo mi camino. Esos paseos por el viejo Madrid. Sin nada que pensar. Con la voz de la chica, cantando en francés… dentro de mi cabeza. Ella no era nadie, yo no soy nadie. Ya esta hecho. Ella cantaba no me dejes, no me dejes…hasta después de mi muerte. Para cubrir tu cuerpo. De oro y de luz. Todo terminó. No me dejes. No voy a llorar más.

Llego a casa. Dejo las fotos sobre mi cama. Me siento, enciendo un cigarro. Silencio al silencio de mi habitación con mi vieja radio. Esa voz. En la radio, es ella. Es la voz de la chica del baño. Me vuelvo a decir, nunca mas Jorge, termina con todo esto. Mis manos mataron su voz y su voz, dio vida a mis manos. Todo se puede cambiar. Ya queda poco. Sábado noche, un mensaje, “nos vemos en el concierto de la señorita Blanco”. Allí, me entregarán el dinero. Lo cogeré, sin preguntas, tomare una copa. Me marcharé.

Sábado. Tomo una ducha caliente, siempre tienes miedo de que sea tu puerta la que se abre, y tu cuerpo el que vaya al suelo. Pero si tiene que pasar, va a pasar. Meto en mi maleta un poco de ropa, un poco de música, preparo esa sucia maleta. Recogeré ese dinero y me iré al aeropuerto. Un billete a Buenos aires. Ese es el sitio donde quiero empezar mi vida. O terminarla. No lo se. Todo se puede cambiar. Todo se puede cambiar. Solo dos días, todo habrá cambiado. No más llamadas. No mas guantes negros, ni baños de rojo, no mas cerraduras de madrugada.

Llego al café, apoyado en la barra, espero la mirada de algún hombre con maletín. La espera se hace eterna. Pido un ruso negro. Mientras lo tomo, la señorita blanco canta entre el humo. Su voz llena el local. Un joven con barba hace unos suaves coros. Parece buena gente. Pero su corazon es débil. Ha sufrido, lo puedo ver. Me atrae la buena gente. La gente escucha entusiasmada, el sitio es pequeño. Una chica sonrie, desde una mesa, me resulta graciosa su sonrisa y otro chico con los ojos llorosos, hace sonar sus dedos y silba la dulce cancion, que tal vez, nunca debí escuchar. ¿por que esta gente hace que todo parezca tan dulce? ¿que mundo es real, el de ellos, o el otro? Me hacen dudar. ¿por que hablan de amor? ¿no se acaba nunca?... tengo un nudo en la garganta.
Entra un hombre, gabardina, una cicatriz en su rostro y un maletín. Se sienta a mi lado. Deja su maletín, pide cambio de veinte. Se marcha. No puedo irme, la voz de esa chica, me ha paralizado. Y empiezo a sentir. Me he equivocado en tantas cosas. Terminó mi ruso, cojo el maletín, miro a la chica. Mientras canta, su mirada asustada, con su cabeza, hace un pequeño giro, lento, como diciendo no te marches. Dice despacio, no lo hagas. See me feel me. Demasiado tarde.
Salgo del local, un coche, negro frente a mi, a escasos metros, un arma, dos disparos en mi pecho.

3:44 a.m. abro los ojos.

3:44 a.m. Cierro los ojos.


Para Gema y Sheila
Leer más...

15 septiembre 2011




Leer más...

14 septiembre 2011

PASAJES DE LA HISTORIA: El hombre que pudo salvar al mundo

Cada día que pasa queda mas claro que vivimos en un mundo donde, solo quedan dos Dioses que imperan por encima de todo, dinero y poder. Su filosofía…la mentira.

Y en ese mundo, gentuza como yo, vienen a contarte historias de locos, de esas que te roban cinco minutos pero que lo mismo, hasta te hacen sonreír mas que tu nomina, todo es cuestión de principios.

Basil Poledouris (bonita canción, bonita)




Para contaros esta historia nos tenemos que situar en el año 1983, septiembre. En aquel momento, el mundo estaba envuelto en una guerra fría entre Unión Soviética y EEUU. Yo era un pequeño mocoso y poco recuerdo de aquello, solo algo asi como que estaba a punto de estallar una guerra nuclear jamás antes conocida. El problema que tenían rusos y yankis, ni lo supe ni lo termino de saber. A todas horas, en las noticias se hablaba de la crisis mundial. Como no es mi intencion aburrir, lo dejamos en un resumen de esos de pincho de tortilla y caña. Que seria algo asi.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket


“Reegan se gasta 3000 millones en armamento Nuclear, Gorbachov no. Los rusos están jodidos porque gastan mucho en calefacción y no tienen posibilidad de mantener su armamento nuclear. Entonces EEUU cree que es el momento idóneo de mostrar al mundo quien manda porque desde finales de la segunda guerra mundial, se plantea quien tiene la supremacía mundial. El mundo esta tenso. Lo de siempre, China asusta, Cuba da por culo, Italia gana mundiales y España sigue viviendo en un bar entre vinos y olivitas”. Otra caña por favor.

Y ahora si, hablaré de quien si me apetece hablar, el pequeño Stanislav.

El 26 de Septiembre de 1983, pudo ser un día clave en el devenir de la historia.

Stanislav Petrov, nació en 1939. Era teniente coronel del ejercito soviético durante la guerra fria. Posiblemente muy poca gente conozca a este hombre, pero se puede decir que tal vez este hombrecito, de pequeña estatura, salvó al mundo de una guerra nuclear.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket


Aquella mañana de septiembre, se produjo lo que mas tarde se conocería como el incidente del Equinoccio de Otoño, incidente que colocaría al mundo a escasos segundos de una Guerra termonuclear total.
A las 0:14 minutos de la madrugada de aquel frío martes, un satélite soviético dio la alarma, un misil balistico americano había sido lanzado desde la base de Malmstrom, en Montana. En veinte minutos alcanzaría territorio soviético. No había duda, era un ataque.

Stanislav Petrov estaba al cargo del bunker Serpukhov-15, que era el centro de mando de la inteligencia militar sovietica, y desde donde se coordinaba la defensa aeroespacial rusa. Su mision era clara y concisa, verificar y alertar de cualquier ataque a sus superiores, con lo que se iniciaria el proceso para contraatacar con armamento nuclear el ataque americano.

Los radares eran claros, el misil se dirigia a territorio sovietico. En un principio, Petrov pensó que debería tratarse de un error (¿un satelite que se equivoca?). El teniente ruso no le encontraba ningún sentido a un ataque americano con un unico misil. Pocos minutos despues, los ordenadores del bunker detectaban cinco misiles mas en direccion a Rusia.

Stanislav Petrov seguia convencido de que los ordenadores podian equivocarse y seguia pensando que, porqué les iban a atacar con cinco misiles, si los americanos tenian miles. Entonces decidió no cumplir sus ordenes y no alertar a ningun mando superior y esperar. Una llamada habria supuesto un rapido contraataque ruso.

Decidio esperar. Y ahora es cuando yo me acuerdo de Shiddartha y su filosofía: “solo se ayunar, esperar y pensar”

Al poco tiempo (esos minutos que parecen horas), los ordenadores soviéticos empezaron a dar extraños errores, que daban la razon a Petrov, y todo parecía que se trataba de una falsa alarma. No existía tal ataque. El motivo, ironías de la historia. Ese fue el motivo, otra ironia de la historia.

El error, una extraña conjunción entre satélites rusos, tierra y sol. Coincidiendo con el equinoccio de otoño, el sol se eleva sobre el horizonte en un ángulo tal que coincidía con el área tangencial de cobertura de todos los satélites rusos que vigilaban los campos misilísticos norteamericanos. (te explico, esto es, algo así como cuando tienes el sol de frente cuando vas en el coche por la carretera de Valencia, no ves nada, o mejor dicho, ves puntitos negros….pues aquí en vez de puntitos, el satélite, veía nada mas y nada menos que misiles cargados de plutonio)

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Este hecho produjo en los sensores, señales térmicas espuricas, ¿Qué es esto? es una relación matemática en la cual dos acontecimientos (vease misiles que no se estan lanzando) no tienen conexión lógica, aunque se puede implicar que la tienen debido a un tercer factor no considerado aún (llamado "factor de confusión") es decir….el puto sol!!. La relación espuria da la impresión de la existencia de un vínculo apreciable entre dos grupos que es inválido cuando se examina objetivamente. Prometo que he intentado explicarme claro.

La noche pasó y mientras medio mundo dormia, el mundo se tambaleaba. Y llegó la calma. Pasaron los dias. Cuando preguntaron a Stanislav por qué no habia dado la voz de alerta a sus superiores, entonces dejó atrás al coronel y apareció el ser humano. Stanislav se limitó, humilde, a decir:


“la gente no empieza una guerra nuclear con solo cinco misiles”.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

La respuesta y actitud de Stanislav, no gustó mucho a los altos cargos soviéticos y consideraron que el teniente Petrov se equivocó en sus decisiones, por lo que le castigaron y ocultaron el incidente. Hoy en día, Stanislav Petrov vive solo, con una pequeña pensión en un pequeño apartamento en friasino, a las afueras de Moscú.

Este señor nunca sabrá que aquí, lejos, he perdido y he robado tiempo en hablar de el. Pero creo que tal vez si se lo merece. Dinero y poder, dinero y poder…pues a mi me gusta mas su perro.

Hablando de gustar. Kalinka! Que es una de las canciones que mas me motiva. Y que lejos de ser un grito de guerra, habla del kalinka, un arbol tipico ruso…pero eso ya es otra historia.

Leer más...

otros 11 S ...

Requiem for a Dream






(Definición de Requiem: Composición musical que se canta con el texto litúrgico de la misa de difuntos, o parte de él)


PEQUEÑO HOMENAJE A LAS VICTIMAS DEL ONCE S

Hoy quería hacer un pequeño homenaje a las victimas del 11S. Es decir, me gustaría hacer un homenaje y rendirles todo mi mas sincero cariño a las ciento sesenta mil personas que mueren al día en el mundo (y por lo tanto a esas tantas que murieron aquel once de septiembre). Desde aquí les hago un pequeño homenaje a todos esos niños que mueren en África un 11 S y que solo son una estadística más, un puto numero sin mas (un numero a compartir…tiene cojones). A los cientos de personas que murieron aquel día once un poco antes, a eso de las cinco de la mañana cuando ciudades como Basora o Tikrit ya eran bombardeadas. Objetivos militares se decía, objetivos militares como…una casa en el campo. Y mi mas sentido homenaje a esa mujer que muere un día once de septiembre a ostias de un marido celoso o borracho, una mujer cuyo único traje de corbata, es un mandil para cocinar y que no trabaja en una planta ochenta y cinco con vistas desde Manhatan, y si en un primero…interior.
Quiero acordarme de la gente que un día once de Septiembre muere en cualquiera de las mas de cincuenta guerras declaradas que hay por el mundo. En ese desgraciado que sin saber porque lucha, ni para quien, muere tirado en Colombia, o Israel o Zaire, o Chechenia…y que nunca tendrá una vela que le recuerde, ni un niño rubio que le tire una flor en una plaza, ni un minuto de silencio, ni gente por la Castellana diciendo no a la guerra.

Hoy que es día once, me acordaré de todas esas personas, lo haré tal vez el día en que todo el mundo, se acuerde de otras. Otras, que, tal vez, para mi, si sean un numero. Y tal vez, si algún día alguien se da cuenta que esas personas, murieron por el “colonialismo salvaje” que su pais ejerce por todo el mundo, tal vez ese día, les haga yo el homenaje. Hasta entonces, llámame cruel o frío, llámame lo que quieras, imbecil si asi te sientes mejor (no me importa mucho), pero prefiero acordarme del negro que ni siquiera sabe que era Septiembre y que solo sabia sonreír los días que llovía. Prefiero hacer un homenaje a aquellos que “Nueva York solo es…un sueño”, y el agua un deseo.

Está claro que somos demasiado básicos y nos afecta mas la muerte de un tenor, un futbolista o Juanito Valderrama, que la de un cualquiera. (¿Juanito Valderrama esta vivo o me le acabo de cargar?). Es otra de las cosas que me dice que si Dios existe…mal, mal, mal. (si eres creyente cierra tus ojos y deja de leer). Pero es que hay que ser mediocre para que, el cenit de tu gran creación sea el ser humano. No puedo creer que tu, o yo o Boticelli seamos la gran obra maestra del señor Dios oh todo poderoso. Y mira que digo tu y yo, que somos buenos (originales vamos). Ponte en el fatal caso de pensar que , Dios, con toda su grandeza es el creador de seres humanos como Bush, Hitler, o Stalin (que malo era Stalin coño, pero la historia la escriben los vencedores)…. Necesito café, mientras voy a por el voy a odiar un poco a toda esa gente. Busco relajarme…




Mucho mejor asi…joder.

Joder! algo de culpa tendrá el, Dios si, Dios. Si yo fuese Dios (imagino que no lo soy)...si fuese el, no se, un poco mejor si lo habria hecho. Eso fueron las prisas. No entiendo porque siete dias, si tenia toda la vida por delante. Pero no entiendo tantas cosas. No, me niego, no puedo creer en el, en su imagen o en todo lo que han creado. Como mucho, la idea esa del triangulito. Pero de metal eh….a todos los que creeis en Dios os llamo tontos, o cobardes, o aburridos….o creyentes. Excepto a los que creen en su Dios, “su”….esos son, egoistas!

Me he distraido.

Y es que el mundo es tan sumamente mierda, tan hipócrita que hoy tendremos que ver banderas americanas por todas partes, y otra vez las imágenes de esas torres cayéndose y minutos de silencio, himnos y todo eso. Y algún idiota llorará y pensara que malos son los otros, los de alli lejos, los del velo y la barba. Toca dia de limpiar las conciencias, como si realmente nos importase. Y mañana, dia doce… a ver la jungla de cristal.

Y que mas da todo. Seguirá muriendo gente, aquí y alli, justa o injustamente (¿he dicho justa?..¿Qué puede morir gente justamente?) si, claro que si. Pero eso es otro tema supongo. Eso de la filosofía de Hobes y Feuerbach…el hombre es bueno o es malo. Demasiado para un martes.

De todas formas yo voy a seguir sonriendo, y seguiré pensando que gente maravillosa la encuentras por todos sitios y que habrá gente que piensa como yo. Seguiré creyendo que no todo el mundo muere o peor, mata por dinero, por ambición. Y buscaré a la gente cuya ambición sea robarte un beso o matarte…de risa. A los que sepan disfrutar bailando, bebiendo o cantando. Esos que su maldad es reirse si te caes de culo en la calle. Poco mas. Supongo de esa gente, hay mucha. Pero solo lo supongo.

Al final todo es mas fácil. Puedes hacer dos cosas. Una, ser nadie, moverte por moverte, tener una nomina, comer y seguir a un equipo de futbol. Buscate una novia, o un novio, y cómprate un perro y créete todo lo que te dicen. Un poco de suavizante y a lavar tu cabeza. Entra en ese mundo de competición y disfruta gastando tu dinero en todas esas cosas que ese mundo te puede ofrecer. Hazlo. Prostituyete.

Dos, se tu mismo, que nadie te forme, hazlo tu. Decide tu si es realmente importante un dia Once, si es justo lo que tienes a tu alrededor. Decide a quien quieres llorar. Elige cuando como y con quien quieres estar… se libre y no una liebre que huye. No tengas miedo al miedo de la gente. Dejate llevar….pero por ti. Deja que piensen que estas loco por hacer lo que quieres, por reirte de lo que te da la gana…¿que mas da? ¿Qué mas te da lo que piense la gente? Total, por mucho que se empeñen…mañana va a salir otra vez el sol y no te preocupes, nunca va a coger a la luna.

SOLO FUE UN DIA MAS EN UN MUNDO DE LOCOS. SOLO FUE ESO…un dia mas.

A dAy iN ThE liVe




un abrazo a todos los que echais de menos a alguien que ya no esta con vosotros. (kiss to palo)
Leer más...