19 septiembre 2011

Pivones, rebotes, pivotes...idiotes

Despues de cuatro o cinco meses sin escribir, esto se hace dificil. A los timidos nos pasan estas cosas, siempre piensas que la vas a cagar. Es como entrar a una chica, no sabes como ostias se hace y luego ves a otros que lo hacen con tanta facilidad. Tampoco te vas a poner a practicar delante del espejo... no es eso.





Algunas veces no se realmente que escribir, pero siento la necesidad de hacerlo. Es una situación extraña, parecida a como cuando tienes algo que decirle a alguien pero no sabes como. Decirle a una persona, lo nuestro no funciona y todas esas historias, que te crean un nudo en la garganta, bueno a veces el nudo va desde la garganta hasta los pulmones, te cuesta respirar

Todos los días me sorprendo con la gente que va en el metro, es como un libro de personajes gigante, la Biblia del mundo de los personajes extraños. Supongo que si Tolkien hubiese cogido el metro de Madrid un par de veces, el Señor de los anillos habría sido otra cosa muy distinta, también supongo que en vez de once horas de películas, habrían salido cien horas.

Y es que aprendes mas mirando a los ojos de la gente que viaja en metro, que en tres años de ciencias sociales del colegio. ¿alguna vez te has preguntado cuantas cosas has olvidado de todo aquello que te contaban en el cole?

Otra vez he vuelto a llegar tarde a trabajar, esta vez solo una hora. Los ojos un poco rojos pero nadie cree que sea el champú que me irrita (milongas). Todo el mundo supone que Salí de fiesta…lógico.

Voy a hablar solo. Luego vengo.

El otro día me reí de mi mismo. Deberías hacerlo. Todos deberíamos hacerlo más a menudo. Me considero un héroe, un héroe de un mundo de dibujos, incomprendido, como esos súper héroes que se suben a un tejado porque nadie les comprende.

Miércoles noche, no muy noche pero noche, había quedado con una chica, una chica guapa, guapa universal. Todo el mundo pensaría que es una chica guapa, supongo. Con una chica guapa universal da igual como actúes o lo que hagas, tarde o temprano parecerás o torpe o yo que se qué, pero algo parecerás. Suelo dominar esas situaciones pero reconozco que a veces es difícil. Verás, yo soy chico, mas o menos, e iba paseando con ella por Fuencarral calle. Ella buscaba un cajero cuando se cruzo una chica exageradamente atractiva. Espectacular. Espectacular universal. Hay chicas que no sabes como lo hacen pero tienes que mirarlas, es como si vas por la calle y te cruzas con Napoleón Bonaparte agarrado de la mano de Adolf hitler, tienes que mirar! (en esa pareja todos sabemos quien daría a quien…no digo nada).

Pues es lo mismo. Os seré sincero, pero te seré sincero por mi y por todos los chicos, hombres del mundo. Todos los tíos de este jodido mundo miramos el culo a las chicas. No te engañes o que no se engañe nadie, si, los miramos y pensamos que culo tiene esa chica. Bien, mal, me gusta, wow, madre mía, ni fu ni fá… se mira!

La única diferencia es la cantidad de culos que puedas mirar, es decir, habrá chicos que miren todos los culos del mundo y eso es necesidad y molesto para las chicas, para tu chica o la chica de la chica, es decir, molesto (que jode). Pero nadie puede decir que no haya mirado un culo alguna vez, es algo instintivo. No tiene que ser malo, se puede mirar un escaparate, un deportivo, o un perro de raza exótica. ¿Cruzas la calle sin mirar? No. Pues un culo igual, lo único, es hacerlo sin molestar a nadie, es decir la chica del culo no tiene que sentirse mirada, y si vas con gente, es recomendable que no se sientan ofendidas. Pero es natural, no tienes que comparar ni nada por el estilo, solo lo miras y punto.

Vuelvo a fuencarral, calle. La chica que se cruza es morena, alta, muy delgada con un pantalón ajustado, negro, gafas de sol grandes, como no. Como yo llevo mis gafas de sol, puedo mirar sin problema, además, la chica con quien yo iba no es ni mi madre, ni mi hermana, ni mi amante ni mi novia. Soy libre, amo este tipo de libertades. Un culo se mira entre cuatro y seis segundos. Es así y punto. Son normas universales, mas tiempo es descaro y menos tiempo no aprecias nada. Uno, dos, tres, cuatro…

Lo mire tal vez un segundo de mas, mis gafas me protegen, nadie me ve, miro, miro y en un momento de descuido… zassssSSS! Mi rodilla se golpea con esos putos pivotes de hierro asesino que el alcalde ha decidido poner por todas partes. Joder! Que cojones pintan esos pivotes por todas partes! ¿Para que no aparque la gente? Pon minas antipersonas si eso, coño! O vayas electrificadas!

Un día escuche a un ciego decir que ellos, los ciegos, los llaman rompe huevos y es que, hay que tener mala sangre para poner esos hierro por todas partes. Por suerte, nadie vio como me destroce el único trozo entero que me quedaba de rodilla y ahora mi situación era, pasear por fuencarral, calle, con una chica guapa universal, pero cojo. Disimular que estas cojo es de risa (si das pena...eres de risa, es asi). No sabía si hacer que bailaba o qué, por suerte la calle fuencarral esta llena de raros y modernos, y maricas y machotes, y flequillos, y moverte como que vas bailando, pasa desapercibido. Puedes incluso “tatarear” una canción de los Strokes y eres uno mas. Poco a poco se pasa el dolor y consigo volver a ser una persona normal…Con todos esos inconvenientes típicos que te pasan cuando quedas con alguien que te gusta. El viento te golpea y te deja el pelo como si fueses jim Carrey en cualquiera de sus películas. Te ves en un reflejo de un cristal (de un Caja Madrid, que son los que mas reflejan) y piensas, joder parezco calvo…y encima cojo.

Te pasa de todo con una guapa universal. Tu madre te llama para preguntarte si has comido bien y que tal estas (estoy bien mama!! Estoy bien!! De hecho estoy con una chica!!...) nunca te cruzas con tus amigos de siempre cuando vas con una chica guapa, ni con tu exnovia, ni con ese puto profesor de la carrera que tanto odiabas. No te ven con la guapa universal.
Eso si, te agarras una caraja universal, te emborrachas como nunca, te sientas en el suelo a la salida del penta (a tomar el aire, a respirar) y te saluda tu tio de salamanca, tu exnovia con su nuevo novio Borja, tu vecina la de la ropa fina y esa profesora que tenias en B.U.P (como echo de menos el B.U.P !) mirándote como diciendo “si ya sabia yo que terminarias asi”.

Tomamos unos vinos y volvimos a Toledo en coche, seria tarde, de hecho era tarde, aunque en mi vida qué es tarde y qué es pronto, está bastante mezclado. ¿Qué horas es? (ponlo como comment, la hora a la que me lees)...hablo contigo, si.


ella me mira y claro, tiemblo.

Dos de la madrugada, noche oscura, voy en un coche. Conduce ella, yo a su lado. Vamos rápido, tal vez 160, no lo se porque cuando vas con una chica guapa universal, si miras el velocímetro tienes miedo de que ella piense que eres miedoso. Entonces no miro, soy valiente pero no se lo comento, no le digo: “has visto? No miro el velocímetro porque soy valiente”.

La música creo recordar Cat Power, algo tranquilo, muy viaje Pulp… Fiction. Mi mano sobre su pierna, caricias suaves, sin ninguna intención, solo son caricias que unen. A diez centímetros de mi mano, un volante, un mal pensamiento me dice, tirar de ese volante es morirse, o torcer tu vida por completo. A diez centímetros y en sentido contrario el deseo, un viaje, cosquillas...

Dos caminos opuestos, uno es el fin, otro puede ser el principio. Curioso que estén tan cerca. Juego con esas cosas que nunca tienes que jugar, miro mi mano, miro el volante e imagino un brusco movimiento. Miro mi mano, miro su cintura… Solo es un juego de la imaginación… solo eso.



Mi mano no quiere ir ni a uno ni a otro, esta tranquila, bien, descansa moviéndose despacio. Ni deseo, ni fin.

Llegamos a nuestro destino. Toledo es fantasma cualquier día perdido a esas horas. No se decirte que se siente cuando vas por Toledo y está desierto. Tienes la sensación que a la vuelta de una de esas calles viejas te puede salir una dulcinea o un tipo en caballo de trescientos años atrás. Pero ya te digo, no se explicar que se siente. Toledo es tan mágico de noche!


Otra noche mas que casi no duermo. Desear a una persona es un juego peligroso. Si sale mal, lo pasas muy mal, pero aprendes mucho, terminas aprendiendo que la vida te da lo que te tiene que dar. Conseguir a alguien que te gusta, es una sensación especial. Pienso que el sexo puede ser maravilloso, puede ser un antidepresivo, un placebo que cura, un ejercicio de felicidad, o alegría. Pero noto mucha diferencia de hacerlo por eso o mezclarlo con “quiero hacerte sentir…” ese punto de deseo que te sientas bien es lo que mas me gusta.
Mi noche termino así.

Me desperté mas contento, nos despertamos mas contentos. Cansados de no dormir, y curiosamente hicimos de esa noche algo parecido a un sueño. Nunca se si se repetirá o no. Pero es mi base, las cosas no se buscan vienen a ti. Me encantaría repetirlo. A veces te sientes con ganas de dar amor y cariño a la gente y contagiar tu felicidad. Estoy así. Me gusta eso.

No se quien invento que el día tiene noche y día, día y noche. Los tengo tan mezclados que para mi el día tiene una única parte con minutos de pause. No estoy seguro que todas las horas sean iguales. De pequeño me preguntaba cuando corría el maldito test de cooper, doce minutos si esos doce minutos no eran doscientos.

He vuelto.

A mi este mundo me mata, de risa. Me gusta leer el periódico de la gente en el metro y si noto que les molesta, lo hago con mas descarado. Me gusta. Hoy leí algo como que una señora mayor dice, cuenta, que el papa Juan Pablo II (te quiere todo el mundo) le curó el parkinson y que ese es uno de sus milagros para su santificación. Tócate los cojones mariloli! Ahora resulta que le curó el parkinson. Si es que los médicos no valen para nada. Pero que mundo es este. Resulta que millones de personas siguen una ideología, una religión que dice que su papa cura parkinson. Asi dicho sin más. El papa hacia milagros. Pues ya podía haberse paseado mas por África, allí se podía hartar a hacer milagros. Malarias, sida, lepras y parkinson todos los que quieras.

Luego soy yo el loco.

El sistema mas hipócrita de la sociedad, las religiones, compran tu miedo y te dan soluciones. Tremendos. El papa hace milagros. A tomar por el culo toda la ciencia. Años y años estudiando y resulta que el papa hace milagros. Échale guindas al pavo que dicen por mi tierra…

¿por que somos tan idiotas?


1 comentarios:

yinorka acosta dijo...

te leí a las 21:21,,, k hora mas rara..en fin..decias k comentara la hora.. pues esta es